Inteligencia Artificial

La personalización de los seguros gracias a la IA y el Big Data

La IA en la industria de los seguros apoya la optimización de las interacciones con los clientes y permite entrar en nuevos mercados. Te lo explicamos más en detalle.

Por Redacción España, el 29/06/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La IA lleva años inmersa en las aseguradoras y es la consecuencia mayoritaria para su transformación digital y la adaptación del negocio hacia horizontes más rentables y eficientes.

Además, se ha convertido en un aliado clave para optimizar el funcionamiento del sector, aumentar la productividad y lanzar nuevos productos. En definitiva, se trata de un partner que mejora el servicio de los asegurados.


Las aseguradoras 4.0

Como otros muchos sectores, los seguros son una industria basada en datos. A lo largo de los años el volumen ha crecido, por lo que los profesionales de este sector han tenido que encontrar nuevas fórmulas de tratamiento de la información.

Gracias a la implementación de la IA y el Big Data las aseguradoras han conseguido recopilar, procesar y adaptar grandes cantidades de datos a un Data Lake, que les sirva como repositorio de información de los usuarios.

A través de técnicas basadas en IA, las entidades aseguradoras pueden aprender del comportamiento de los clientes y predecir acciones futuras. En base a esto, pueden organizar estrategias o crear nuevos productos que satisfagan las necesidades de los usuarios.


La IA minimiza el riesgo para las aseguradoras

Los datos son una fuente de gran valor para las corporaciones de la era digital. En el caso de las aseguradoras, a través de los datos estas son capaces de calificar el riesgo de un potencial cliente antes de formalizar una póliza.

Aunque algunas aseguradoras siguen usando los modelos antiguos de evaluación de riesgo, como el pool o el cálculo de precios promedio, la gran mayoría ya utiliza técnicas de IA, Big Data y dispositivos basados en el Internet de las Cosas (IoT).

En base a esta información, las aseguradoras establecen unas condiciones y fijan unos precios que mitigan el riesgo de la contratación y, a su vez, permiten reducir costes operativos, todo ello con el objetivo de ofrecer una mejor experiencia a los usuarios.


Personalización de los seguros

Unas de las principales aplicaciones que tiene la Inteligencia Artificial es la personalización centrada en la experiencia del usuario. ¿Cómo lo consigue? A través de diversas técnicas.


Automatización

En el sector de los seguros, los trámites burocráticos rutinarios llevan años extintos. Gracias a la automatización de la documentación relativa al negocio, ya sean contratos, notificaciones o partes, está digitalizada.

Dicha información se recopila y almacena en la nube, un sistema que se encuadra en los servidores de internet y que sirve como método de almacenamiento y procesamiento masivo de datos, el cual garantiza seguridad y acceso en cualquier momento.


Gestión de pólizas y siniestros digitalizada

Imagen

La tramitación y toma de decisiones por parte de las entidades aseguradoras en los siniestros solía ser un proceso largo que a menudo desembocaba en situaciones críticas con los clientes.

Sin embargo, con la llegada de internet, los dispositivos móviles y las cámaras digitales, la comunicación entre usuario y compañía es mucho más sencilla y agiliza el proceso. Esto constituye un punto clave para fortalecer los vínculos con el cliente.

Por ejemplo, en los seguros de salud, dicha automatización se ha convertido en un punto a seguir. La atención médica online a pacientes de riesgo o a embarazadas aporta valor a la gestión de la aseguradora.

En el caso de los seguros de automóvil o del hogar, los siniestros pueden fotografiarse fácilmente, aportando pruebas en tiempo real a la compañía, agilizando así el proceso de toma de decisiones y cobro de la indemnización.

Como hemos visto, se trata de un beneficio doble. Por un lado, la compañía logra un ahorro significativo de tiempo y reduce los costes operativos. Por otro, los clientes están satisfechos con la tramitación de sus reclamaciones.


Chatbots

Los chatbots, de los cuáles ya hemos hablado en anteriores entradas, son programas equipados con Inteligencia Artificial (IA) capaces de entablar una conversación fluida con los humanos.

Las compañías de seguros utilizan los chatbots para ofrecer información sobre los productos, captar nuevos clientes, tramitar las gestiones de los siniestros y resolver peticiones de los usuarios a las FaQ. Entre los beneficios principales destacan:

Disponibilidad 24/7/365.

Ahorro.

Respuestas interactivas y personalizadas.

Aprendizaje continuo de las conversaciones.

Medición de resultados en la satisfacción del usuario.


Nuevas formas de asignar precios de las pólizas

Los precios de las pólizas están fijados en base a los riesgos asociados al cliente. Gracias a la IA, obtener información de calidad se ha vuelto una tarea mucho más sencilla y precisa.

Sensores en vehículos, inmuebles y hasta la posesión de smartwatchs, permiten a las aseguradoras poder ser más exactas en la medición y el pronóstico de un riesgo.

La información revela datos sobre los estilos de vida del cliente, hábitos de conducción, etcétera. A raíz de ello, las aseguradoras son capaces de establecer los precios sin correr riesgos y a su vez permiten a los consumidores adquirir servicios de acuerdo a sus necesidades.

Explicado de forma sencilla, una persona que viva en una zona con una actividad sísmica frecuente pagará más que otra que resida en lugares más seguros. Así como una persona fumadora pagará más por su seguro de salud que otra que no lo sea.


Seguros on demand

Los seguros “on demand”, también conocidos como seguros bajo demanda, son aquellos que permiten la contratación de una póliza por un tiempo limitado y con coberturas específicas para la actividad que se va a desarrollar.

A través de aplicaciones móviles, el cliente puede solicitar el seguro cuando más lo necesite sin necesidad de interactuar con un agente de seguros y que el cliente solo tenga que pagar por el tiempo que está en riesgo. Estaríamos ante una forma de seguro de pago por uso.


Blockchain

A través del blockchain o cadena de bloques, las reaseguradoras no tienen que interactuar con la aseguradora para obtener los datos del cliente. Si todas las partes están conectadas mediante contratos inteligentes (Smart Contracts), la reaseguradora podrá acceder directamente a los datos del asegurado.

Esta tecnología blockchain permite crear un ecosistema de seguros mucho más integrado, gracias a su disposición a modo de bloques o nodos de red.

Recopilar y almacenar la información, mejorar la transparencia con los usuarios y aumentar la seguridad. Se trata de una herramienta muy útil para la reducción del fraude ocasionado a las compañías de seguros.

Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+51 (01) 702-8603

lima@agenciab12.com

Av. Jorge Chávez 275, Piso 2, Miraflores, Perú